Archivo de la categoría: emprender

Fe para emprender

Fe para emprender


Impulsar las ideas de la niñez para formar los empresarios de  mañana

Pensar en las futuras generaciones es un asunto que debe tomarnos tiempo para imaginar y tiempo para accionar. “Es, pues, la fe  la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” (Hebreos 11:1). ¿Qué acaso no es este una cualidad inherente a los emprendedores? No siempre se tiene un cálculo preparado y estimado sobre los resultados que se generarán a partir de un nuevo producto o servicio pero siempre es trascendental estar seguro de que los resultados serán favorables, nadie emprende esperando fracasar o que las cosas vayan mal, sería como ir en contra de la naturaleza misma del emprendedor. ¿Y qué pasa en el caso de los niños?  sin duda alguna la niñez es el mejor momento para formar a los empresarios del mañana.

emprender 2

Ejemplo claro fue el concurso “Futuros Empresarios” coordinado por Daniel Posadas Robles  el pasado fin de semana, la culminación de un trabajo realizado  por niños de primaria durante 6 meses. Durante este tiempo los niños trabajaron para llevar una idea a la realidad. Llegó el momento de acercarse a esos imaginarios para los que en su momento diseñaron su producto; especulando qué colores les gustarían más,  qué frases podrían ser más asertivas,  que edades tendrían sus compradores y hasta qué cantidad en promedio adquirirían,  había llegado el momento de conocerlos , enfrentarlos, desafiarlos y convencerlos de que valdría la pena invertir en una crema con base en glicerina, un llavero de madera, “pantinflas” de peluche,  pulseras de la buena suerte, almohadas, lapiceros,  llaveros anti stress, collares de parota y cuadernos reciclados.

La actitud de los niños, frente al desafío de vender sus productos elaborados, fue la de un emprendedor buscando que todos conozcan su producto pero más aún,  fue la encarnación de la fe trabajando para llegar al resultado esperado. Las características propias de la niñez dan luz sobre porque en esta etapa de la vida es idóneo fomentar el emprendimiento.

Confianza: Un niño confiará en lo que se le diga que sucederá dadas las circunstancias, confiará en que todo es posible y efectivamente, “al que cree, todo le es posible”, no al que sólo piensa que así será sino al que hace algo respecto a la convicción que tiene sobre lo que sucederá. Los participantes no sólo desarrollaron su producto sino que lo compartieron, lo presentaron y se movieron por toda la plaza en la que se llevaba a cabo la exposición para  encontrar a esos consumidores que se aventuraran a comprar su producto.

Perseverancia: Ejemplo de ello fue evidenciado cuando al trascurrir de las horas los productos vendidos eran pocos, esperar hasta el final, con la mejor actitud y una sonrisa en el rostro fue determinante para lograr el éxito en las ventas. Era visible que los niños no aceptaban un no por respuesta, siempre había una cualidad del producto que lograba rescatar  la funcionalidad del mismo o la necesidad de comprar uno de ellos.

Flexibilidad: Crecer con una mentalidad abierta a que las cosas  pueden ajustarse al mercado y el cliente, puede resultar una ventaja competitiva para los niños que dentro del desarrollo de su producto contemplaron la posibilidad de que lo que vendieran podría adaptarse al comprador, diferentes colores, ajuste de tallas, figuras y otros elementos dejaron ver la flexibilidad que como emprendedores comienzan a desarrollar en sus productos.

Responsabilidad Social: Uno de los toques más innovadores del concurso fue  la oportunidad que los mismos niños emprendedores tuvieron para sembrar en su sociedad, cómo si el hecho de aportar  su conocimiento, creatividad, entusiasmo y esfuerzo en sus productos no fuera suficiente, todo lo que fue expuesto y vendido sería enviado al apoyo de la Casa Hogar Santa Esperanza. Aun  cuando probablemente hubieran querido hacer algo más con el dinero recibido por la venta de sus productos, fueron inducido en lo mejor: dar a los demás. No es necesario ser un gran empresario para tener responsabilidad social, lo único que es necesario es querer contribuir a tu entorno.

emprender 5
Productos realizados por los niños emprendedores

Las características antes mencionadas: confianza, perseverancia, flexibilidad y responsabilidad social, se convierten en detonantes  potenciales de futuros empresarios. Sembrar estas características en los niños desde temprana edad desarrollará en ellos un carácter  predispuesto al éxito donde quiera que vayan. Sin discusión alguna son valores que esperamos ver en los futuros empresarios pero que son necesarios comenzar a plantar hoy para cosechar mañana.

Anuncios

Reinventando el Tequila desde las raíces del corazón

Reinventando el Tequila desde sus raíces

En 2013 el mercado de productos orgánicos en México ascendió a 242.2 millones de dólares

¿Qué más  podemos hacer por el  Tequila? ¿Qué innovaciones podría tener el aguardiente jalisciense? ¿Qué modificar del elixir mexicano? Pensar en cómo añadir un valor agregado a cualquier producto  es un reto ya en sí mismo,  pero ¿al Tequila?, ¿en verdad?. Su simpleza es justo lo que le hace ser lo que es: la bebida mexicana por referencia y por excelencia para paladares recios y suaves, con cargas en el  corazón. Para Alejandro Olvera, fundador de “Reserva del Corazón” significó un gran reto pero también un gran aprendizaje.

Rodeado de un entorno cada vez más demandante y bajo la premisa  de que los productos y servicios ya no sólo se prefieren sobre otros, por un bajo costo, sino por el valor agregado que proveen a los clientes, es que llegó la oportunidad de llevar a “Reserva del Corazón” (Tequilera) a otro nivel, el de los mercados incipientes que ya abarrotan Europa y Estados Unidos, el mercado de los productos orgánicos.

De todos es sabido que la tendencia de la sustentabilidad ambiental y la naturalidad de los procesos que vive un producto hasta que llega a nuestro paladar, desde su cultivo, se ha vuelto demandante. Es en este entorno en el que nace el Tequila Orgánico “Reserva de Corazón”, el sueño de un emprendedor al que aunque usted no lo crea, no le gusta el Tequila. Al menos eso dice mientras comienza a relatar la historia que lo trajo hasta las zonas agaveras de Jalisco.

Como todos los emprendedores, llegó ese momento en el que tuvo que tomar esa decisión que transformaría su vida. Para este joven abogado, las oportunidades no se dan dos veces en la vida, pero tampoco hay mucho que pensar, su filosofía es tomar toda “oportunidad que se te presente y hacer que esas oportunidades valgan la pena ”.

En medio de un mar de sentimientos y frustraciones por la vida, un 14 de agosto de 2010, se encontró en un bar  de San Miguel, en Lima, Perú, en una noche confusa pero con una clara convicción que compartir con su amigo Edson: “algún día tendremos nuestra propia marca de Tequila”.

tequila.png

En 2012, después de meses de desarrollar su idea y limpiar el camino de aquellos que no creyeron en el proyecto, llegó el momento que dos años atrás sólo parecía una plática ocurrente entre un  par de ebrios. Nace #Blackhopedream, la visión de una empresa para desarrollar productos orgánicos calidad Premium, que pudieran llevar consigo alrededor del mundo la pasión de la sangre latina hecha Tequila.

Ningún camino de emprendimiento es fácil,  y Alejandro no fue la exepción, no obstante la perseverancia y tenacidad le han permitido distribuir su sabor al menos a 4 estados de la república y planear próximamente su incursión en Latinoamérica y Estados Unidos.

 “Emprender es ver que hay más allá de la puerta entre abierta” asegura el joven emprendedor, quien distribuye con éxito en Puerto Vallarta el Tequila favorito de las mujeres, un tequila rosado que no sólo gusta por su pigmentación sino por su suave sabor, asegura que las mujeres son uno de los nichos más grande de consumidores de Tequila, contrario a la percepción que muchos tienen. Los productos que Black Hope distribuye incluyen: Tequila Orgánico, Blanco, Añejo y Reserva del Corazón de Sabores; maracuyá, sandía, coco y mango.

El Tequila se ha convertido en una bebida de alto crecimiento alrededor del mundo, desde 2002 de acuerdo a información de Consejo de Bebidas Destiladas de Estados Unidos se aumentaron las importaciones en 92 % anualmente en el vecino país además de lograr un posicionamiento importante también en Europa.

 tequila33.jpg

 Certificación Kosher: Tequila de alta calidad

Por otro lado, Alejandro visualizó la tendencia nada despreciable de incursionar en las certificaciones para garantizar que la calidad de su Tequila  Blanco Premium pudiera alcanzar estándares atractivos para los mercados emergentes. Con la certificación Kosher alcanzada, garantiza el cumplimiento de la normativa bíblica en la preparación de los alimentos relevante para la comunidad judía, quienes disfrutan de la bebida mexicana únicamente si cuenta con este respaldo.

En el trasfondo de esta certificación se encuentra el aval de un producto y sus procesos de elaboración, lo cual abre las cadenas de valor para los empresarios que están dispuestos a asumir el gran reto de incursionar en la más alta calidad de productos y ¿por qué no?, también para  emprendedores que ven en la calidad de sus productos un oportunidad de alcanzar nuevos consumidores nada despreciables.

Ya desde 2013 el mercado de productos orgánicos en México representaba ventas por 242.2 millones con pronósticos de crecimiento del 73 % hasta 2018.

“Si te quedas en cama soñando, nunca llegarás a materializar tus sueños” es algo que para Alejandro Olvera hace eco en su cabeza y en su corazón, levantarse de esa cama en la que muchos sueñan, es algo que sin duda hace la diferencia entre quienes alcanzan sus proyectos y quienes viven en los proyectos de otros.  No se trata de ser el mejor del mundo, pero al menos sí del “rumbo” asegura.

Los líderes… ¿nacen o se hacen?

Manuel Bogado/Experto en Liderazgo y Estrategia

Director SIWA STRATEGY ORACLE

 

En las Conferencias sobre Liderazgo una de las preguntas más frecuentes es la conocida:

“los líderes… nacen o se hacen?”

Esa discusión viene desde siempre y se basa en el debate “nature or nurture”.

Sin embargo, cada vez conocemos y entendemos más profundamente el desarrollo de las habilidades, el talento y como se forman los líderes. Y este conocimiento se aplica a cualquier habilidad, no solamente a la de liderar.

Siendo la habilidad en Liderazgo la principal y mayor ventaja competitiva de una organización, la respuesta a esta conocida pregunta es extremamente relevante para los empresarios, ejecutivos y emprendedores.

Anteriormente, cuando me hacían esta pregunta, decía que los líderes se hacen. Sin embargo, en la vida real y cotidiana encuentras personas que simplemente no demuestran tener la mentalidad necesaria para ser líderes y no se desarrollan como tal.

¿Entonces debemos responder que los líderes nacen?

La respuesta es… depende. Personalmente creo y estoy convencido que los líderes se hacen, pero podría ser que otra persona este convencida al 100% de que los líderes nacen, que Liderazgo es un talento innato. Y debo decir que esa persona tendrá razón, pues así será.

El punto está en comprender que la forma en que pensamos determina lo que será posible, o no, en nuestras vidas. Por lo tanto, la respuesta que elijas a la pregunta si los líderes nacen o si se hacen tendrá un impacto directo en tus resultados y consecuentemente en tu destino.

Uno de los mayores líderes del Siglo XX, Supremo Comandante de las Fuerzas Aliadas en la Segunda Guerra Mundial y posteriormente electo dos veces Presidente de los Estados Unidos, Dwight Einsehower, decía:

“La habilidad que puede ser aprendida por medio al estudio, reflexión y practica, es la de liderar a hombres”.

Sin embargo, muchos ejecutivos y empresarios todavía creen que el liderazgo es una habilidad innata y que si no la poseen hoy, no la poseerán mañana.

¿Quién tiene razón?

La respuesta final está contenida en un escrito de más de 4,000 años cuyo autor había sido considerado el hombre más sabio de la historia hasta aquel entonces, el Rey Salomon:

“Así como el hombre piensa en su corazón, así es él”.

Si crees que no es posible desarrollar una habilidad, cualquiera que fuera, entonces así será. Será así porque tu propia creencia impediría que pases por el duro proceso de construcción, frustración y pruebas que necesariamente exige perseverancia, consistencia y convicción.

La Dra. Carol Dweck, presidenta de la Facultad de Psicología de la Universidad de Stanford, llama a esta forma de pensar y ver el mundo “Mentalidad Fija”.

Por otro lado si crees que es posible desarrollar una habilidad entonces estarás dispuesto, mental y psicológicamente, a pasar por todas las pruebas y obstáculos que necesariamente se presentarán antes de poder llegar a tu objetivo. A esta forma de pensar y ver el mundo la llama “Mentalidad de Crecimiento”.

Por lo tanto, luego de tantos años de discusión descubrimos que la respuesta a la conocida pregunta siempre estuvo adentro de cada uno.

Salomón tenia razón… Y probablemente también tenían razón los 7 Sabios de la Antigua Grecia que cuando le solicitaron un consenso sobre lo que debería ser escrito en la puerta del Oráculo de Apolo, dijeron:

“Te advierto, quien quieras que fueres, ¡Oh! Tú que deseas sondear los secretos de la naturaleza, que si no hallas dentro de ti mismo aquello que buscas, tampoco podrás hallarlo fuera. Si tú ignoras las excelencias de tu propia casa.
¿cómo pretendes encontrar otras excelencias? En ti se halla oculto el Tesoro de los Tesoros. ¡Oh! Hombre, conócete a ti mismo y conocerás el Universo y a los Dioses.”

La respuesta está adentro nuestro. Busquemos adentro, y si necesario cambiemos nuestra forma de pensar, recordando lo que decía George Bernard Shaw:

“Todo progreso es cambio. Y aquellos que no logran cambiar su forma de pensar, no logran cambiar nada”.

Los Líderes… nacen o se hacen?

Tu decides, y no te preocupes pues siempre tendrás razón.